La empresa


La Sociedad Canaria de Explosivos inicia su andadura en 1945 en la provincia de Santa Cruz de Tenerife como filial de la Unión Española de Explosivos S.A. de la mano de un grupo de empresarios canarios preocupados por el suministro de abonos y productos químicos necesarios para forjar el milagro de nuestra tierra.

Desde su constitución ha prestado servicios en el mercado de distribución de fertilizantes, productos químicos y explosivos, ofreciendo siempre como argumento prioritario en su oferta, seriedad y calidad de producto y servicio.


Méritos, premios y reconocimientos








meritos